sábado, 3 de agosto de 2019

Sweetbitter (Temporada 1)

Título original: Sweetbitter. Año: 2018 (Temporada 1 de Sweetbitter). País: Estados Unidos. Género: Drama. Creadora: Stephanie Danler. Intérpretes: Ella Purnell, Tom Sturridge, Caitlin FitzGerald, Evan Jonigkeit, Eden Epstein, Jasmine Mathews, Paul Sparks, Daniyar, Venida Evans, Jimmie Saito, Katerina Tannenbaun.

Cuando comenté el primer capítulo de esta serie, producida por Brad Pitt (bueno, más bien por su productora) y emitida por Starz, destaqué su encanto; su encanto (así, en general) y el de sus personajes (principalmente el de su actriz protagonista, Ella Purnell). Tras haber visto su primera temporada (se acaba de estrenar la segunda, por cierto) me reafirmo en mi aseveración, aunque con matices.

 
Y es que esta serie, que nos narra las desventuras de una joven que abandona su hogar en un pueblo para trasladarse a Nueva York, donde no tardará en encontrar trabajo de camarera en un restaurante muy cuqui, depende en demasía (al menos durante esta primera temporada) de su personaje principal (eficazmente interpretado por Purnell, todo sea dicho de paso). Todo gira en torno a Tess (Purnell, claro); hasta tal punto que otros de los personajes, como el de la altiva Heather, interpretada por Jasmine Mathews, actriz vista en otra serie reciente, Heathers (aquí mi crítica a su primer capítulo; aquí la correspondiente a su primera temporada), quedan bastante desdibujados. Incluso aquellos que más se relacionan con Tess, bien sea de manera amorosa, como Jake (Tom Sturridge), o por “amienemistad”, como el de Simone (Caitlin FitzGerald), dan la sensación de no estar demasiado explotados (bueno, seamos pacientes, esperamos a ver cómo se desarrollan en el resto de temporadas).

 
Porque lo que está claro, y que ya señalaba al hablar de su primer capítulo, es que Sweetbitter es una serie que se toma su tiempo; una serie de ritmo pausado; ritmo pausado que contrasta con el bullicio mostrado en el restaurante para el que acaba trabajando nuestra protagonista (sic). A favor de ella juegan tanto su tono (amable pero no bobalicón o condescendiente) como su elenco (sobresale Purnell, pero todos ejercen con sobria convicción su labor). También su ajustadísima duración, ya que esta primera temporada se compone de seis capítulos de media hora (servidor cada vez tolera menos esas series mastodónticos de tropecientos capítulos y/o de episodios de más de una hora de duración). Vale, acepto que Sweetbitter no destaca especialmente por novedosa. Aceptemos también que todos sus pros juegan muy mucho a su favor.

Lo mejor: Los personajes y el tono amable del conjunto. Sí, lo mismo que dije de su primer episodio.

Lo peor: No es especialmente original; también un tempo que puede desesperar a los más impacientes. Pero, sobre todo que esta crítica sea casi un calco de la que realicé de su primer capítulo.

Puntuación: 6/10.

1 comentario :

  1. I want you, all of you. I want to feel you inside me, deep inside me. I want you to tell me when you’re going to cum, hear you moan my name and fuck me harder. Click here and Check me out i am getting naked here ;)

    ResponderEliminar